Nuestra Señora del Carmen enfatiza en que el inicio de la educación en los más pequeños debe ser acorde a sus requerimientos, es decir, que ellos se sientan cómodos y gocen de un ambiente feliz para permitirles su desarrollo en toda sus posibilidades, para que estén abiertos a los cambios y animados a la creatividad y su intelecto.

Se busca fomentar a través del juego, actividades y diversas destrezas despertando el intelecto en los pequeños, con nuestras áreas y aulas que nos ayudan a interactuar en el entorno y comportamiento de nuestros niños. Instalaciones amplias y con juegos a los cuales ellos pueden dirigirse. Entre ellos tenemos casitas, resbaladeras y carros infantiles para su entretenimiento, además de los docentes parvularios especializados en el trato, y darle confort a nuestras pequeñas personitas.